Patrimonio artístico

 

La Iglesia parroquial de Santiago Apóstol (1) es el punto de partida y patrimonio artístico principal de nuestra localidad. Su construcción se inicia en el siglo XV y se culmina con la torre herreriana un siglo después. A excepción de la torre herreriana, su estilo es gótico. El conjunto  alcanza en 1980 la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) al ser considerada como uno de los elementos destacados del patrimonio histórico-artístico madrileño.

Edificio de mampostería de granito en el que destaca entre otros elementos, la Torre del Campanario y la Torre de la Espadaña.

Los trabajos de restauración que se realizaron durante la década de los 90 ahora al descubierto en las bóvedas, nave central, ábside y muros del sotocoro elementos histórico-artísticos desconocidos y cubiertos por los diferentes encalados de la Iglesia en el siglo XIX.  Los frescos con motivos sacros y civiles, la yesería gótica tras el retablo mayor, las pinturas de dragones en los nervios de las bóvedas o los restos históricos como las bulas papales de los siglos XV y XVI, en perfecto estado de conservación, son algunos de los hallazgos más destacados.

Tras la visita a la iglesia, seguimos nuestra ruta por la avenida de la Constitución y, cruzando la avenida Rey Juan Carlos, llegamos al punto de inicio del Via Crucis (2)A este recorrido pertenecen una sucesión de 14 cruces de granito estando la primera situada en el comienzo de la avenida de la Piscina (antes calle Cristo de la Sangre) y las últimas en las inmediaciones del monte Gurugú. Hacia la mitad del recorrido del via crucis, nos encontramos con la Ermita del Cristo de la Sangre (3), que por sus características nos lleva a la misma cronología del origen de la Iglesia Santiago Apóstol. La cruz que hay delante de la ermita destaca sobre las demás del recorrido por su crucificado en relieve. Su finalidad se relaciona con los ritos propios de Semana Santa.

Aunque se encuentran fuera del recorrido,  otras dos ermitas ilustran el amplio patrimonio artístico-histórico de la localidad, la Ermita de Nuestra Señora de la Poveda, situada a unos 6 kilómetros del casco urbano, y la Ermita de Santa Lucía, situada en el cementerio municipal.

 

 Artículos relacionados:

 

Iglesia de Santiago Apóstol

Ermita del Cristo de la Sangre

Ermita de Santa Lucía

Ermita de Ntra. Sra. de la Poveda

Ruta